EL BACALAO, UN CLÁSICO EN LAS BARRAS BILBAÍNAS

15 Septiembre, 2019

Si hablamos de bacalao es inevitable pensar en Bilbao. Este pescado forma parte de la gastronomía vasca y en especial de la gastronomía bilbaína. Pero, ¿a qué se debe este éxito?

Cuentan los mayores que hace muchos, años en uno de los almacenes de salazones del puerto, se pidió bacalao noruego, como de costumbre, pero en aquella ocasión, el responsable de escribir la cifra no ando muy atinado y se equivocó. De 30 o 40 fardos que debía pedir, solicitó nada más y nada menos que la estrambótica cifra de 30040 fardos. El dueño del almacén, José María Gurtubay, quedó ojiplático con la llegada de fajos y fajos de bacalao. Pensando en la inminente ruina que le tocaría vivir, casualidades de la vida, comenzó la guerra carlista y con ella la escasez de alimentos. El bacalao se vendió a velocidad del rayo y a un precio de oro. 

A partir de entonces el bacalao formó parte de la vida de los bilbaínos y bilbaínas y decora en miniatura las barras de los bares de la ciudad. Pintxo de bacalao en aceite, pimientos rellenos de bacalao, brandada de bacalao, montadito de bacalao, bacalao confitado, croquetas de bacalao y así hasta una larga lista de variedades en donde el protagonista es este pescado noruego que de forma accidental se instauró en la cultura bilbaína. 

Mención aparte tienen los platos más conocidos: bacalao al pil-pil y bacalao a la bizkaia, que pueden aparecer en forma pintxo o directamente en el menú de la mayoría de restaurantes de Bilbao. Basta con echar un vistazo a la carta de cualquier restaurante de la ciudad, para comprobar que el bacalao es el pescado de Bilbao. 

Hoy en día, son muchos los pescados que forman parte de la gastronomía bilbaína, pero, sin duda alguna, el bacalao es la estrella en bares y restaurantes.